viernes, 25 de marzo de 2011

MISERICORDIAS


A mi amigo Alberto.
Misericordias Señor para nuestros dolores. Para los dolores de los que nos faltan. Otra cuaresma más compañero. Mi primera de casado. Colaborando en ese diario en el que tu impartías tu sabiduria disfémica cada viernes de cuaresma.
Yo no voy a caer en la manida expresión de la tertulia celestial, porque lo que tenía que hacer San Pedro es darte un pase de un día. De ese día de cuaresma en el que volvemos a casa con el alma llena de felicidad.Como nunca se olvida al que se le recuerda, aqui está mi recuerdo para tí que me diste orgullo de Baratillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada